jueves, 25 de septiembre de 2014

NO A LA RANA HERVIDA

La vida de los otros, es un film que todos los defensores del derecho a la privacidad debemos ver. La sensación de opresión que produce la vigilancia del Estado sobre los individuos esta magistralmente representada en esta película.
Uno de los grandes problemas de nuestra sociedad actual es que se ha acostumbrado a la violación de su derecho a la intimidad, de su esfera de privacidad vital e inalienable, por parte del Estado.
De manera gradual y en la última década con cierta brutalidad y prepotencia el Gobierno nacional ha avanzado sobre la información de los ciudadanos por diversos medios de recolección. Ya han pasado la viejas épocas del peronismo prehistórico donde existían los encargados de manzana que daban cuenta de los movimientos de vecinos. Transitamos una nueva etapa de la humanidad, una etapa tecnológica que trae aparejadas tantas ventajas como desventajas. De paso te pregunto ¿has protegido la dirección IP de tu notebook? OJO.
www.noip.org.com es un site que te provee gratuitamente la versión básica de un programa de IP dinámica que protege a tu computadora de ser identificada por particulares o por espías.
La contracara de este avance sobre la privacidad de los individuos ha sido una negativa constante a la sanción de una ley de acceso a la información pública como herramienta de control sobre las conductas estatales por parte de la comunidad. Además hay que agregar el desmantelamiento o la anulación de todos los organismos de control administrativo como la Auditoria General de la Nación –AGN-, el Defensor del Pueblo de la Nación y por supuesto el manejo escandaloso del ministerio Público Fiscal –PGN- y de la Unidad de Información Financiera –UIF-.
Esta discrecionalidad, rayana en la arbitrariedad, ha sido de tal magnitud que la ONG Asociación por los Derechos Civiles –ADC- debió demandar y llevar ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación al PAMI para poder conocer el gasto de la pauta publicitaria de ese organismo administrativo. En aquella oportunidad el Dr. Hernán Gullco, en una exposición brillante, requirió en audiencia pública a los Ministros de ese tribunal que establecieran un estándar inteligible en virtud del cual los argentinos pudieramos hacer uso del control republicano que implica conocer en que gasta el Estado el patrimonio común de los tributos de los habitantes del país o acceder a cualquier otro tipo de información que haga a la cosa pública.
La deformación producida por el endiosamiento del Estado bajo una falsa concepción paternalista impuesta durante los últimos 12 años por el gobierno kirchnerista, ha tenido como costo político una discrecionalidad escandalosa en la utilización de los fondos de patrimonio estatal y una necesidad imperiosa de mayor control sobre la disposición de los patrimonios privados.
Y como es lógico, si el Estado es bueno, es un padre que nos protege a todos en todo momento, como se nos puede ocurrir dudar y querer saber que hace con los fondos que administra. Proponer una idea de esta especie es casi un acto terrorista.
Existe una relación directa entre la discrecionalidad en el gasto público y las restricciones indirectas a la privacidad que sufrimos los argentinos. La ecuación es muy fácil, mientras mayor sea la información que maneja el Estado de los habitantes, mayor es la posibilidad de disponer de sus bienes de manera directa e indirecta y de presionar a los individuos para que asuman tal o cual conducta.
Sólo así se entiende la voracidad de información que tiene la AFIP, la ANSES, Migraciones o la Aduana. Para que necesita saber el Estado en que gasto mis ingresos si lo único que debiera importarle es que haya pagado los tributos proporcionales a la declaración jurada patrimonial que se me exige.
Que necesidad tiene el Estado de saber cuanto gasto en el supermercado obligando a dichos comercios a evitar facturar por mas de 1000 pesos, lo que conduce en la actual decadencia del sistema económico argentino a unos U$S 62,50 -he tomado el valor del dólar libre a $16 por cada 1 U$S- o, peor aún, para que quiere saber mis gastos de tarjeta de crédito de donde se debitan la prepaga del grupo familiar, sus gastos en supermercado, librerías, gastronomía o datos más sensibles en la actualidad como pueden ser las suscripciones a publicaciones y periódicos pertenecientes a la corpo. Ni hablar si algún iluso para un hotel alojamiento con esa tarjeta, seria como sacar el gordo de navidad.
El Estado te vigila en las redes sociales, no critiques a CFKK
El gobierno kirchnerista con la honestidad brutalidad de las dictaduras, acostumbradas a la impunidad, ha reconocido hace pocas semanas que realiza actividades de inteligencia interior al controlar las redes sociales, algo que esta absolutamente prohibido por la ley.
Hoy nuevamente el régimen ha elevado la manecilla del gas para que el agua que hierve a la rana se caliente un poco más. La Administración Federal de Ingresos Públicos nos ha dado a conocer que quienes viajen al exterior deberán contestar 32 preguntas sobre cuestiones vinculadas al viaje, gastos, fondos, etc. Preguntas ciertamente ridículas a los efectos tributarios. Poco después el manda más de ese organismo de represión kirchnerista se apuro a declarar, para tranquilidad de los ilusos y preocupación del resto, que esas preguntas se instrumentaban a través de la AFIP pero que eran para la Secretaria de Migraciones.
Pocos han tomado consciencia de la enorme cantidad de información que maneja el Estado respecto de cada uno de nosotros.
No basta para esa magnitud de datos contar con el “habeas data” como herramienta de la garantía de la privacidad, poco puede ayudar ese proceso especial para frenar a un gobierno acostumbrado a la impunidad y al que seguramente no le hará mella una orden judicial para exponer la totalidad de la información que posea de un individuo particular.
La situación es muy grave porque afecta directamente el ámbito más privado de cualquiera de nosotros, nuestra intimidad, nuestro espacio de recogimiento.
No se ustedes, pero me molesta muchísimo la intromisión del Estado en mis decisiones personales y no estoy dispuesto a regalar el artículo 19 de la Constitución Nacional a una banda encaramada en el poder.
Ministro Axel  Kicillof y Ricardo Echegaray
Las diputadas nacionales Laura Alonso y Patricia Bullrich rápidamente tomaron la iniciativa y citaron a Ricardo Echegaray a la Cámara de Diputados para que de explicaciones, sin embargo ellas solas no podrán detener este avance sobre la privacidad, es menester que todos aquellos que tengamos pensado viajar, oportunamente articulemos una acción de amparo planteando la inconstitucionalidad de esta medida restrictiva del derecho a la privacidad.
Diputadas Nacionales Patricia Bullrich y Laura Alonso, rápidamente reaccionaron contra la intromisión inconstitucional del Estado en el ámbito privado de los argentinos y citaron a Echegaray al Congreso a que de las explicaciones del caso.

Recordemos que cada uno de nosotros desde su individualidad somos quienes estamos mejor posicionados para defender nuestros derechos constitucionales.

viernes, 19 de septiembre de 2014

CONOCIENDO A NUESTROS LEGISLADORES. HOY LA SENADORA NACIONAL POR MISIONES SANDRA GIMENEZ, DEL FPV.

Con estas líneas damos inicio a la columna “Conociendo a nuestros legisladores”. Desde esta sección intentaremos lograr un acercamiento a la personalidad y accionar de diferentes dirigentes políticos que han accedido a cargos legislativos y tiene autoria de proyectos de ley que pueden incidir sobre nuestras libertades.
Dra. Sandra Giménez, Senadora Nacional por Misiones del Frente para la Victoria. Autora del proyecto de restricción a internet. A lo largo de su carrera ha desempeñado diferentes cargos públicos y siempre se ha desempeñado en la función publica.
Hoy, a manera de presentación, conoceremos a la Senadora por la provincia de Misiones, Dra. Sandra Giménez, del Frente para la Victoria que además de ser coterranea de ese gran humanista que es el Gobernador Maurice Closs, se ha hecho conocida por un interesante proyecto de ley que avanza sobre las libertades de los ciudadanos en la elección de los contenidos de internet que son de su preferencia.
El proyecto en cuestión puede bajarse de este lynk:
En términos generales el proyecto tiene por objeto obligar a las empresas que ofrecen el servicio de internet a usuarios finales, la instalación de filtros que permitan bloquear el acceso a la lista de sitios de acceso restringido que determine la Comisión Nacional de Comunicaciones.
Una vez más vemos aparecer solapado en un proyecto de ley el sello del autoritarismo facista que ha sabido distinguir al FPV durante la última década.
La mecánica del proyecto es ciertamente perversa, ya que no se trata de que los proveedores estén obligados a brindar a los usuarios los filtros necesarios para bloquear sites que entiendan conflictivos de acuerdo con los parámetros que individualmente cada consumidor considere conflictivo, algo absolutamente legitimo, máxime cuando existen menores en los hogares que puede tener acceso a contenido conflictivos.
Por el contrario, los sites objetados serán determinados por el Poder Ejecutivo a través de la Comisión Nacional de Comunicaciones, algo así como el Alto Comisariato de la Libertad de Expresión cuya capacidad superior reemplazara a las decisiones de los individuos. Una suerte de Gran Hermano de contenidos.
El proyecto no tiene desperdicio porque de manera oblicua permitirá armar un listado de los consumidores de los sites que hayan sido objetados por aquella Comisión, el artículo 3° del anteproyecto señala que “aquellos usuarios del servicio de acceso a internet que decidan no bloquear los sitios de acceso restringido deberán solicitar expresamente y por escrito al proveedor de acceso a internet que no le sea instalado el filtro”.
El proyecto se ha fundado en la lucha contra la pornografía y la necesidad de proteger a las familias y a los niños sobre los contenidos de internet.
Lamento arruinar esta brillante idea de una mente afligida por la pornografía y señalarle que su proyecto huele mal.
Lo que usted propone es censura señora Senadora Giménez, no se pueden ni se deben elaborar listas negras de contenidos de internet y menos aún legislar para que los proveedores del servicio lo brinden limitado a los consumidores en función de elecciones que efectúa el gobierno.
Como bien ha señalado usted en una entrevista sobre esta cuestión, la pornografía infantil está tipificada como delito en el Código Penal, quizás una buena idea para su represión sea aumentar el presupuesto del Ministerio Público y que los fiscales puedan investigar estos temas sin temor a que pretendan desafectarlos de sus cargos si se encuentran con algún empresario oficialista.
Muy distinto sería que esa Comisión a la que refiere el proyecto de ley elabore un listado de sitios dedicados a la pornografía donde figuren aquellos donde se ha detectado la existencia de menores de edad y los argentinos puedan restringir direcciones de esa especie. Pero prohibir mediante filtros obligatorios todos los sitios de pornografía viola varías garantías constitucionales y exigir habilitación de contenidos por escrito es una aberración propia de un estado policiaco. Es una aberración porque hoy se trata de pornografía, que mientras sea practicada por adultos y consumida por adultos no presenta ninguna objeción legal ni moral, pero mañana puede tratarse de otros contenidos vinculados con información extranjera sobre nuestro país o radios opositoras o blogs críticos al gobierno como pretende ser éste o el acceso a programas televisivos que se repiten por internet.
Senadora, no le vendría mal una clase sobre libertad de prensa sin censura previa, y si quiere ayudar a nuestros niños, preocúpese un poco más por la educación en la Argentina, en lugar de estas trasnochadas.

Porque será que a los Argentinos nos cuesta tanto ser libres y que cuando se presentan estos problemas la única salida que encuentran la mayoría de los legisladores es restringir la libertad del ciudadano.

jueves, 18 de septiembre de 2014

LA STALINIZACION DE LA ECONOMIA

Ayer fueron sancionadas las modificaciones al texto de la ley de abastecimiento de 1974. Esta ley otorga facultades desproporcionadas al Poder Ejecutivo para intervenir y entorpecer la actividad económica de los argentinos. Es increíble que la ceguera política de los senadores, primero, y diputados luego haya conducido a la sanción de esta aberrante reglamentación cuya aplicación sólo traerá más pobreza y falta de trabajo al país.
Jurídicamente, la ley de abastecimiento, es un acto de voluntarismo político por el que se pretende modificar una realidad que es producto de la peor gestión económica que ha padecido el país.
Pensar que porque una ley habilita a un funcionario público a disponer que los costos de producción de preservativos no pueden superar los 90 centavos y que por esa razón no pueden ser vendidos al público a más de 1,20 pesos por unidad, es un planteo digno de un idiota y parece que en ese universo se encuentran la mayoría de los funcionarios del plantel económico.
No tiene mucho sentido explayarse en esta líneas sobre cómo se forman los precios o sobre que es la teoría subjetiva del valor, pero si tiene sentido señalar que nada bueno saldrá de la aplicación arbitraria de una ley infame que violenta la integridad del ordenamiento jurídico constitucional del país, comenzando por el preámbulo y siguiendo con los artículo 14, 16, 17, entre otros muchos.
Patricia Bullrich la más dura opositora que el kirchnerismo ha encontrado en el Congreso, tras oponerse decididamente a la sanción de la ley de abastecimiento, presentó un proyecto para que se de inicio al juicio político al multiprocesado Vicepresidente de la Nación Amado Boudou. 

Patricia Bullrich fue la única legisladora que puso las cosas en su verdadera dimensión cuando les recordó a los diputados la advertencia que el artículo 29 de nuestra Constitución Nacional hace al Congreso respecto de la concesión al Poder Ejecutivo de facultades extraordinarias o sumisiones o supremacías por las que las fortunas de los argentinos queden a merced del gobierno o persona alguna. Y  les recordó que actos de esa naturaleza, como la ley que se estaba votando, llevan consigo una nulidad insanable y sujetan a quienes las formulen, consientan o firmen, a la responsabilidad y pena de los INFAMES TRAIDORES A LA PATRIA.
Esta ley es una más de las que deberán ser derogadas cuando se vaya la dictadura kirchnerista, salvo que el futuro gobierno aproveche la volada y la deje vigente por si las moscas, después de todo el texto original de este régimen opresivo data de 1974.

Ojo con las leyes que de aquí hasta diciembre de 2015 sancione el Congreso ya que seguramente habiliten al PEN para cualquier tropelía y exceso. 
Una buena aplicación de la ley de Abastecimiento sería que se pongan precios populares a las habitaciones de los hoteles de CFK en el sur así pueden ir todos y todas a pasar las vacaciones 2015.

miércoles, 17 de septiembre de 2014

MACRI / MASSA / SCIOLI ¿2015?

Estas últimas, dos semanas han comenzado a alinearse los planetas, el PRO se ha puesto a la par de Massa, Scioli continúa pastando en la pradera de los cobardes y la popularidad de CFK comienza a declinar.

Esto no quiere decir que esta tabla sea definitiva pero comienzan a existir señales visibles de que la crisis, ya ingobernable en lo económico, pega fuerte a un gobierno que está cercado por la corrupción, la inflación y la inseguridad, tres factores que no ha querido, no ha sabido o no ha podido controlar.
En este escenario las críticas más feroces contra Macri no provienen del oficialismo sino de los sectores liberales y conservadores que no encuentran partido político con proyección electoral donde insertarse y ven en el PRO una expresión, impura que no representa cabalmente sus ideas, pero que es percibida como moderada y de centro por el resto del electorado. Uno de los mayores problemas del liberalismo argentino ha sido esta manía de exigir expedientes de limpieza de sangre intelectual, sin duda un producto de su adolescencia política, de su inmadurez, a candidatos de otros partidos de cara a su incapacidad de mantener una estructura partidaria viable. Si el peronismo es una bolsa de gatos que cuando gritan no se están peleando sino reproduciendo, el liberalismo ha sido una bolsa de gatos que cuando gritan se están matando.
Muchos de estos dirigentes se emocionan con opciones que restan apoyo a Macri y algunos piensan seriamente en votar por Massa en lugar del PRO, opción que además de ser incomprensible es contradictoria. Massa representa todo lo que en estos años los liberales, los demócratas en sentido amplio hemos criticado del kirchnerismo y aun cuando se presente como un moderado y una cara fresca del peronismo, no se puede dejar de recordar al momento de pensar en votarlo que fue el Director de la ANSeS cuando se nacionalizaron las AFJPs y se confiscaron los fondos de pensiones y jubilaciones privados de los trabajadores y que después fue Jefe de Gabinete de este régimen. Massa sino fue cómplice de una cantidad importante de actos de corrupción de este gobierno, fue al menos partícipe necesario de ellos por acción u omisión y esa circunstancia es un manto de sospecha sobre la posible investigación de los actos de corrupción y devolución del saqueo a que fue sometida la Argentina en esta década ganada por la oligarquía kirchnerista. De hecho se cuida demasiado en sus críticas al gobierno y cuando las hace es en el marco de generalidades.

Por el contrario, el PRO a asumido una posición mucho más beligerante y comprometida respecto del gobierno, parece haber encontrado cierta comodidad en su papel opositor y mientras más libre y espontaneo se presenta Macri ante la sociedad más adhesiones cosecha y crece su imagen presidenciable.  En las últimas semanas ha sido muy claro en su posición respecto del impuesto a las ganancias y las retenciones a las importaciones y su mensaje ha sido efectivo si se tiene en cuenta que desde el gobierno salieron a responderle. Logró fijar la agenda por lo menos en un tema.
En el escenario legislativo el PRO ha sido uno de los pocos, sino el único partido político que se opuso de manera terminante a la sanción de la ley de pago soberano de la deuda externa, no presentó ningún tipo de proyecto alternativo, Massa compró la idea y pretendió distinguirse del oficialismo con un proyecto propio.
El PRO también en este tema tuvo un mejor manejo y envió una clara señal a los mercados internacionales sobre cuál es su posición respecto del default, las deudas se pagan. En este aspecto Macri se presentó y manejó como si fuera el futuro gobierno y transmitió seguridad. Lo mismo ha sucedido respecto de la ley de abastecimiento y en muchos otros proyectos que violan garantías constitucionales.
Es verdad que falta organizar la presencia política del Pro en el interior, sin embargo hay que esperar a ver como se diseñan las alianzas en esos distritos, la experiencia de Marcos Juárez ha sido alentadora y no habría que descartar que se replique.
Mientras tanto el kirchnerismo no logra encontrar soluciones a un panorama que se presenta tormentoso, el dólar esta desbocado y pese a los ingentes esfuerzos del Banco Central el denominado dólar ahorro sigue siendo una sangría y el blue avanza a paso redoblado en su cotización con una brecha de más del 70% respecto del oficial o dólar ahorro. Tampoco ayudan mucho las declaraciones de sus más democráticos cuadros, como el caso del montonero Kunkel que muy suelto de cuerpo propone cerrar el Congreso.
Mientras tanto Timerman maltrata al embajador norteamericano patoteandolo con echarlo del país, han desaparecido los aplazos en la provincia de Buenos Aires y se eliminó el requisito del título docente para ser maestro de jardín, todo para poder habilitar a “militantes sociales” para que adoctrinen a los niños desde los 4 y 5 años, sigue el festival de indemnizaciones ahora para los hijos nacidos en el exterior de los escapados inocentes o por terroristas del país en la década de los 70 y las designaciones de la Cámpora en los tres poderes ya llega a varios miles de empleados lo que promete dejar una pesada herencia a quién gobierne en el 2016.


Es por estas razones que operar en contra de la única opción ideológicamente diferente del kirchnerismo y afín a la moderación de las ideas que han nutrido al liberalismo argentino, parece más una expresión de ceguera que de sabiduría política. Quizás el único que haya visto esta imagen con suficiente antelación haya sido Pedro Benegas, lamentablemente ya no está. 

jueves, 11 de septiembre de 2014

LA VENGANZA DE LA BARBARIE

La decisión del gobernador Scioli de modificar el sistema de calificaciones de los alumnos de las escuelas bonaerenses fue el escándalo del día.


No se puede dejar de mencionar el mal gusto de haber hecho pública esta decisión un 11 de septiembre, fecha en la que se conmemora la muerte de Domingo Faustino Sarmiento, uno de los personajes más progresistas y revolucionarios que dio la sociedad argentina. Porque a esta altura las verdaderas revoluciones se desatan en el campo del conocimiento y en ese ámbito Sarmiento fue un verdadero estadista.
No sucede lo mismo con Scioli quien seguramente en 50 años no será recordado, como tampoco lo será su lamentable administración de la provincia más rica de la Nación, a la que su gestión llevó casi a la extinción presupuestaria.
Más allá de esta digresión sarmientina, lo cierto es que la la resolución 1057/14 de la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense, firmada por de Lucía, y por el vicepresidente del Consejo General de Cultura y Educación, Claudio M. Crissio, es lamentable y sólo logrará que los niños bonaerenses se conviertan en los fracasados del siglo XXI.


La eliminación de las notas que signifiquen aplazo no es una medida progresista ni que genere el marco necesario y adecuado para que todos los estudiantes gocen de igualdad de oportunidades una vez que salen de la escuela. Lejos de ello sólo creara la ilusión en los alumnos menos aventajados de encontrarse en esa situación hasta que la realidad les provoque un golpe del que dudosamente se puedan recuperar.
Sin necesidad de tomar medidas como la comentada, bastante deteriorado se encuentra el sistema educativo en general y en particular en la provincia de Buenos Aires, donde gran parte de las escuelas públicas se han convertido en comedores populares y han ido mutando su función educativa por fines sociales producto de las necesidades que tras una década desperdiciada han sumido al país a la peor de sus crisis.
A esta altura es innegable que el kirchnerismo ha llevado adelante en estos años un plan sistemático de desaparición de los umbrales educativos básicos, Scioli  hoy se ha convertido en su cómplice o, al menos, en partícipe necesario de este verdadero delito de lesa humanidad.


El kirchnerismo bajo el falso ropaje de una falsa igualdad ha condenado a la ignorancia a la próxima generación. Ya no se trata de dificultades con la aritmética o la geometría, se trata de la incapacidad para comprender textos, de la desaparición de contenidos mínimos de los programas educativos, del quiebre de los sistemas de valores básicos de la sociedad.
No creo que se pudiera esperar mucho de un gobernador que cuando fue vicepresidente de la Nación demostró ser pusilánime y acomodaticio, dispuesto a soportar cualquier humillación en su lento reptar hacía el poder; sin embargo esta resolución tiene una trascendencia muy diferente que las miserias a las que nos tiene acostumbrados el gobernador bonaerense. Ya no se trata de una incapacidad manifiesta, compartida con las anteriores administraciones provinciales y el gobierno nacional, para brindar las condiciones mínimas de seguridad y estabilidad económica a la sociedad, ahora se trata de una estafa a los niños cuyos efectos se harán esperar por unos años y nos acompañaran por varias décadas.
Sin ser especialista me pregunto si medidas de este tipo no resultan violatorias de los derechos humanos,  dado que afectan directamente a los sectores más humildes de la provincia de Buenos Aires. La realidad indica que quienes tienen la posibilidad económica envían a sus hijos a instituciones privadas donde se tiene la ilusión de adquirir un mejor nivel académico, pero los sectores más humildes son presas cautivas de estos desatinos de dirigentes que aspiran a ser estadistas y no tiene talla para ser trapitos.
Hace 150 años Sarmiento inició una verdadera revolución, quizás haya sido el único revolucionario de su generación, el propuso “educar al soberano” y bien sabemos que un soberano educado piensa y si piensa juzga, compara, exige y decide. El kirchnerismo decidió embrutecer al soberano y tenerlo sumido en el miedo, falta de educación e inseguridad hab sido su plan de gobierno en la última década y Scioli hoy se postuló para ser el mejor alumno.

Para finalizar, una reflexión sarmientina, quizás esta sea la venganza de la barbarie.


viernes, 5 de septiembre de 2014

IN MEMORIAM PEDRO BENEGAS

Ayer nos enteramos de la muerte de Pedro Benegas y hoy por la tarde lo despedimos en el cementerio de la Recoleta. 
No tuve la fuerza de concurrir a la Legislatura porteña donde se lo veló durante la madrugada y elegí el último adiós para agradecer tantos momentos y sueños compartidos.

Pedro Benegas dirigía una linea interna dentro del Pro denominada PRO Libres que constituía el único espacio verdaderamente liberal dentro de ese partido

 Hacía varios años que no se reunía una cantidad tan grande de dirigentes liberales de la década del 80 como hoy en un mismo lugar.
Gerardo Bongiovani y Gustavo Lazzari dijeron unas breves palabras para despedir a un verdadero luchador que ocupó un lugar importante durante la década de los 80 en la política juvenil argentina y en la vida de la mayoría de los que concurrimos a esa ceremonia.
Pensé en filmarla pero tuve miedo de que fuera una falta de respeto, sólo espero que más adelante sus hijos encuentren en las palabras de Gerardo y Gustavo una pequeñísima idea de lo que su padre representó y un consuelo frente a su ausencia.
Pero estas líneas si pretenden ser un aporte a lo que Pedrito nos heredó, nos legó, no deben ensalzar su vida porque a él eso no le hubiera interesado demasiado, los que lo conocimos lo sabemos, no fue un hombre dedicado a los grandes lujos, sino a los grandes proyectos, las grandes ideas pero puestas en práctica.
Pedro Benegas al promerdiar la década de los '80 como Presidente de la Juventud de la UCD y fundador de la linea interna Unión Liberal en el multitudinario acto de la Federación Argentina de Box. La UCD debe gran parte de su exitó en esa década al accionar político de Benegas.
La política es sumar, decía constantemente, en cada joven un liberal y en cada liberal un militante, recordaba el Lacha ayer en Facebook.
Mientras pasaban esos minutos interminables en que avanzaba la despedida, observe todos los rostros que conocía con mayor o menor profundidad y descubrí un gobierno completo, vi un gabinete casi ideal y me pregunte porque no logramos reunirnos dejando de lado las  diferencias, que a lo lejos son ridículas, y damos forma a ese partido liberal que tanto reclamamos y declamamos.
Con treinta años a cuestas de aquella gloriosa juventud de los 80 que se enfrentaba a la Coordinadora, que no era ni más ni menos que la Cámpora actual, vi la experiencia en esos rostros familiares, escuche las charlas y las observaciones profundas y llenas de sentido común, ese sentido que hace una década nos robaron.
No soy iluso, sé que es un grito en la obscuridad, pero convocó a todos los que hoy fueron a despedir al amigo, al “hermano” como él nos llamaba con esa tonada mendocina aporteñada, a que retomemos la senda de la unión, porque lo que logremos construir unidos no será para nosotros sino para nuestros nietos.
"La política es sumar", "En cada joven un liberal y en cada liberal un militante"
Realmente importa aplicar un liberalometro o rastrear los antecedentes de los 90 o de ésta década o  cuestionar donde cada uno intentó insertarse frente a la ausencia de un partido liberal.
Acaso no pueden convivir en un mismo espacio liberales liberatrios y liberales más conservadores, en tanto compartan los denominadores comunes de las ideas de la libertad.

Quizás y así lo espero, la partida de Pedro haya sido su último aporte para lograr hacernos recapacitar y buscar lo que nos une en lugar de acentuar lo que nos separa. Un abrazo a todos.

miércoles, 13 de agosto de 2014

TIEMPO NUBLADO EN LA CORTE SUPREMA

Un futuro incierto se avecina en la Corte Suprema de Justicia de la Nación que en los próximos meses podría verse disminuida a menos de cinco miembros como exige la ley 26.183 sancionada durante el gobierno de Néstor Kirchner.
La muerte inesperada de la jueza Argibay ha desequilibrado al tribunal constitucional argentino dejándolo con seis jueces, a lo que deben sumarse la anunciada renuncia del juez Zaffaroni que dejaría su cargo a fines de diciembre de este año –según se dice en los pasillos de Comodoro Py-, la delicada salud del juez Petracchi que padece una penosa enfermedad de difícil pronóstico y la avanzada edad del juez Fayt.
Carmen Argibay, una jueza que se mantuvo independiente y supo cosechar un merecido respeto en el foro federal
Este cuadro de situación podría desencadenar en cualquier momento de aquí a diciembre de 2015, fecha en que debería asumir un nuevo gobierno en la República, la necesidad de nombrar a un nuevo o nuevos jueces en la Corte.
Sin embargo esto no es lo que preocupa en verdad a quienes transitan el cuarto piso del Palacio de Justicia, ya que difícilmente el kirchnerismo logre reunir los dos tercios de los miembros presentes del Senado para dar acuerdo a un candidato del ejecutivo a meses de un cambio de administración. Esto es sabido en Olivos y en la Corte.
El peligro para el Tribunal radica entonces no en la necesidad de que un nuevo juez sea nombrado para integrar los cinco vocales que constituyen la Corte, sino en que se haga uso –y abuso- de la nómina de conjueces esa vacante hasta que el gobierno que se haga del poder en el 2015 imponga un candidato a ministro de la Corte Suprema.
Una lista de profesionales fuertemente comprometidos con el gobierno representa para la casa Rosada algo mucho más interesante que una estéril contienda por imponer a un juez de la Corte en un año electoral, con los eventuales costos que implicaría una derrota en ese campo.
Los integrantes de esa lista - León Arslanian, Tomás Hutchinson, Ernesto Marcer, Héctor García Cuerva, Arístides Corti, Carlos Carcova, Walter Huggias, Gustavo Ferreyra, Ricardo Nissen, José Chiricos, Gustavo Ferreyra y Arístides Corti-, que dicho sea de paso es de dudosa constitucionalidad ya que no fue acordada con los dos tercios de miembros del Senado que se requieren para ser juez de la Corte, pueden ser mucho más lucrativos en términos políticos para el oficialismo, al menos para cerrar rápidamente algunas fisuras de cara a una derrota electoral.
Para la Corte, por el contrario, una integración de este tipo por un período prolongado representaría un problema institucional mayúsculo, ya que no sólo pondría en jaque a una muy devaluada seguridad jurídica, sino que podría representar cambios en doctrinas consolidadas por una mayoría transitoria o circunstancial.

Veremos que depara el destino, mientras tanto oremos por la salud de los jueces actuales, quizás resulte.