miércoles, 17 de septiembre de 2014

MACRI / MASSA / SCIOLI ¿2015?

Estas últimas, dos semanas han comenzado a alinearse los planetas, el PRO se ha puesto a la par de Massa, Scioli continúa pastando en la pradera de los cobardes y la popularidad de CFK comienza a declinar.

Esto no quiere decir que esta tabla sea definitiva pero comienzan a existir señales visibles de que la crisis, ya ingobernable en lo económico, pega fuerte a un gobierno que está cercado por la corrupción, la inflación y la inseguridad, tres factores que no ha querido, no ha sabido o no ha podido controlar.
En este escenario las críticas más feroces contra Macri no provienen del oficialismo sino de los sectores liberales y conservadores que no encuentran partido político con proyección electoral donde insertarse y ven en el PRO una expresión, impura que no representa cabalmente sus ideas, pero que es percibida como moderada y de centro por el resto del electorado. Uno de los mayores problemas del liberalismo argentino ha sido esta manía de exigir expedientes de limpieza de sangre intelectual, sin duda un producto de su adolescencia política, de su inmadurez, a candidatos de otros partidos de cara a su incapacidad de mantener una estructura partidaria viable. Si el peronismo es una bolsa de gatos que cuando gritan no se están peleando sino reproduciendo, el liberalismo ha sido una bolsa de gatos que cuando gritan se están matando.
Muchos de estos dirigentes se emocionan con opciones que restan apoyo a Macri y algunos piensan seriamente en votar por Massa en lugar del PRO, opción que además de ser incomprensible es contradictoria. Massa representa todo lo que en estos años los liberales, los demócratas en sentido amplio hemos criticado del kirchnerismo y aun cuando se presente como un moderado y una cara fresca del peronismo, no se puede dejar de recordar al momento de pensar en votarlo que fue el Director de la ANSeS cuando se nacionalizaron las AFJPs y se confiscaron los fondos de pensiones y jubilaciones privados de los trabajadores y que después fue Jefe de Gabinete de este régimen. Massa sino fue cómplice de una cantidad importante de actos de corrupción de este gobierno, fue al menos partícipe necesario de ellos por acción u omisión y esa circunstancia es un manto de sospecha sobre la posible investigación de los actos de corrupción y devolución del saqueo a que fue sometida la Argentina en esta década ganada por la oligarquía kirchnerista. De hecho se cuida demasiado en sus críticas al gobierno y cuando las hace es en el marco de generalidades.

Por el contrario, el PRO a asumido una posición mucho más beligerante y comprometida respecto del gobierno, parece haber encontrado cierta comodidad en su papel opositor y mientras más libre y espontaneo se presenta Macri ante la sociedad más adhesiones cosecha y crece su imagen presidenciable.  En las últimas semanas ha sido muy claro en su posición respecto del impuesto a las ganancias y las retenciones a las importaciones y su mensaje ha sido efectivo si se tiene en cuenta que desde el gobierno salieron a responderle. Logró fijar la agenda por lo menos en un tema.
En el escenario legislativo el PRO ha sido uno de los pocos, sino el único partido político que se opuso de manera terminante a la sanción de la ley de pago soberano de la deuda externa, no presentó ningún tipo de proyecto alternativo, Massa compró la idea y pretendió distinguirse del oficialismo con un proyecto propio.
El PRO también en este tema tuvo un mejor manejo y envió una clara señal a los mercados internacionales sobre cuál es su posición respecto del default, las deudas se pagan. En este aspecto Macri se presentó y manejó como si fuera el futuro gobierno y transmitió seguridad. Lo mismo ha sucedido respecto de la ley de abastecimiento y en muchos otros proyectos que violan garantías constitucionales.
Es verdad que falta organizar la presencia política del Pro en el interior, sin embargo hay que esperar a ver como se diseñan las alianzas en esos distritos, la experiencia de Marcos Juárez ha sido alentadora y no habría que descartar que se replique.
Mientras tanto el kirchnerismo no logra encontrar soluciones a un panorama que se presenta tormentoso, el dólar esta desbocado y pese a los ingentes esfuerzos del Banco Central el denominado dólar ahorro sigue siendo una sangría y el blue avanza a paso redoblado en su cotización con una brecha de más del 70% respecto del oficial o dólar ahorro. Tampoco ayudan mucho las declaraciones de sus más democráticos cuadros, como el caso del montonero Kunkel que muy suelto de cuerpo propone cerrar el Congreso.
Mientras tanto Timerman maltrata al embajador norteamericano patoteandolo con echarlo del país, han desaparecido los aplazos en la provincia de Buenos Aires y se eliminó el requisito del título docente para ser maestro de jardín, todo para poder habilitar a “militantes sociales” para que adoctrinen a los niños desde los 4 y 5 años, sigue el festival de indemnizaciones ahora para los hijos nacidos en el exterior de los escapados inocentes o por terroristas del país en la década de los 70 y las designaciones de la Cámpora en los tres poderes ya llega a varios miles de empleados lo que promete dejar una pesada herencia a quién gobierne en el 2016.


Es por estas razones que operar en contra de la única opción ideológicamente diferente del kirchnerismo y afín a la moderación de las ideas que han nutrido al liberalismo argentino, parece más una expresión de ceguera que de sabiduría política. Quizás el único que haya visto esta imagen con suficiente antelación haya sido Pedro Benegas, lamentablemente ya no está. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor deja tu opinión, queremos saber que pensás e incluso debatir si tenes ganas. Los comentarios formulados a este blog no se moderan ni se efectúa censura de ninguna especie.