viernes, 5 de septiembre de 2014

IN MEMORIAM PEDRO BENEGAS

Ayer nos enteramos de la muerte de Pedro Benegas y hoy por la tarde lo despedimos en el cementerio de la Recoleta. 
No tuve la fuerza de concurrir a la Legislatura porteña donde se lo veló durante la madrugada y elegí el último adiós para agradecer tantos momentos y sueños compartidos.

Pedro Benegas dirigía una linea interna dentro del Pro denominada PRO Libres que constituía el único espacio verdaderamente liberal dentro de ese partido

 Hacía varios años que no se reunía una cantidad tan grande de dirigentes liberales de la década del 80 como hoy en un mismo lugar.
Gerardo Bongiovani y Gustavo Lazzari dijeron unas breves palabras para despedir a un verdadero luchador que ocupó un lugar importante durante la década de los 80 en la política juvenil argentina y en la vida de la mayoría de los que concurrimos a esa ceremonia.
Pensé en filmarla pero tuve miedo de que fuera una falta de respeto, sólo espero que más adelante sus hijos encuentren en las palabras de Gerardo y Gustavo una pequeñísima idea de lo que su padre representó y un consuelo frente a su ausencia.
Pero estas líneas si pretenden ser un aporte a lo que Pedrito nos heredó, nos legó, no deben ensalzar su vida porque a él eso no le hubiera interesado demasiado, los que lo conocimos lo sabemos, no fue un hombre dedicado a los grandes lujos, sino a los grandes proyectos, las grandes ideas pero puestas en práctica.
Pedro Benegas al promerdiar la década de los '80 como Presidente de la Juventud de la UCD y fundador de la linea interna Unión Liberal en el multitudinario acto de la Federación Argentina de Box. La UCD debe gran parte de su exitó en esa década al accionar político de Benegas.
La política es sumar, decía constantemente, en cada joven un liberal y en cada liberal un militante, recordaba el Lacha ayer en Facebook.
Mientras pasaban esos minutos interminables en que avanzaba la despedida, observe todos los rostros que conocía con mayor o menor profundidad y descubrí un gobierno completo, vi un gabinete casi ideal y me pregunte porque no logramos reunirnos dejando de lado las  diferencias, que a lo lejos son ridículas, y damos forma a ese partido liberal que tanto reclamamos y declamamos.
Con treinta años a cuestas de aquella gloriosa juventud de los 80 que se enfrentaba a la Coordinadora, que no era ni más ni menos que la Cámpora actual, vi la experiencia en esos rostros familiares, escuche las charlas y las observaciones profundas y llenas de sentido común, ese sentido que hace una década nos robaron.
No soy iluso, sé que es un grito en la obscuridad, pero convocó a todos los que hoy fueron a despedir al amigo, al “hermano” como él nos llamaba con esa tonada mendocina aporteñada, a que retomemos la senda de la unión, porque lo que logremos construir unidos no será para nosotros sino para nuestros nietos.
"La política es sumar", "En cada joven un liberal y en cada liberal un militante"
Realmente importa aplicar un liberalometro o rastrear los antecedentes de los 90 o de ésta década o  cuestionar donde cada uno intentó insertarse frente a la ausencia de un partido liberal.
Acaso no pueden convivir en un mismo espacio liberales liberatrios y liberales más conservadores, en tanto compartan los denominadores comunes de las ideas de la libertad.

Quizás y así lo espero, la partida de Pedro haya sido su último aporte para lograr hacernos recapacitar y buscar lo que nos une en lugar de acentuar lo que nos separa. Un abrazo a todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor deja tu opinión, queremos saber que pensás e incluso debatir si tenes ganas. Los comentarios formulados a este blog no se moderan ni se efectúa censura de ninguna especie.